Cómo aplicar las pinturas para azulejos

Requisitos que deben cumplir los buenos cerrajeros en Madrid
25 abril, 2014
Problemas habituales que solventan los fontaneros en Madrid
27 abril, 2014

Una manera idónea de actualizar una cocina o un baño es recurrir a las pinturas para azulejos. Con esta simple operación, la estancia se transformará por completo y adquirirá un aspecto totalmente renovado con los colores para paredes que elijas. Es, por tanto, una alternativa mucho más sencilla y barata que cambiar el azulejado. Para acometer esta tarea, sólo es necesario emplear unos productos especiales para este fin que pueden encontrarse sin problemas en tiendas de pintura.

En primer lugar, tienes que proceder a retirar los objetos decorativos que estén ubicados en las paredes de la estancia que se vaya a pintar. El siguiente paso es limpiar las superficies con agua y un producto jabonoso para eliminar la suciedad y la grasa acumuladas. Después de secar correctamente los azulejos con un paño limpio, hay que proceder a cubrir la habitación para evitar las manchas de pintura.

Así, es necesario revestir los muebles, los electrodomésticos y el suelo con un plástico y poner en los bordes cinta de carrocero. Antes de aplicar las pinturas para azulejos, es imprescindible echar una capa de fijador. Con una paletina, debes distribuir el producto en las juntas, mientras que para el resto del azulejado es mejor que emplees un rodillo de pelo corto. De este modo, conseguirás que la pintura se asiente mejor en la cerámica. Es necesario dejar secar el fijador durante varias horas.

Pinturas para azulejos resistentes

Una de las características de las pinturas para azulejos es que poseen un elevado nivel de resistencia. Además, son capaces de repeles el agua, la grasa y el polvo, por lo que ayudan a mantener unas adecuadas condiciones de salubridad. Para que el efecto sea inmejorable, tienes que aplicar la pintura con un rodillo y dejarla secar el tiempo que especifique el fabricante del producto. Después, debes repetir la operación.

Una vez que la segunda mano de pintura se haya secado por completo, la habitación o el baño estará listo. Sólo te quedará quitar los plásticos protectores y la cinta de carrocero y volver a colocar los objetos retirados. De esta manera tan sencilla, puedes tener una estancia con una apariencia nueva en sólo dos días.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies