Reformas en casa para ganar espacio

Claves sobre las fuentes de energía renovables
30 abril, 2014
Las ventajas de la biomasa
12 mayo, 2014

Hacer reformas en casa siempre es una operación complicada por los numerosos detalles que entraña. No obstante, si se cuenta con los conocimientos y las herramientas adecuadas, la transformación puede ser total. Un espacio estrecho y reducido puede convertirse en espacioso y contar con mucha luminosidad si se llevan a cabo las obras correctas. En primer lugar, es imprescindible estudiar qué opciones ofrece el lugar que queremos remodelar para poder optimizar los resultados.

Uno de los principales problemas que tienen las viviendas modernas es la falta de espacio. Hay diversas estrategias para conseguir ganar metros en el hogar. En este sentido, juega un papel fundamental la distribución. Y es que hay paredes divisorias que eliminan la sensación de amplitud. Es el caso del muro que separa el salón de la cocina. Si prescindimos de él, la vivienda se verá automáticamente más grande.

Como toque final, puede colocarse una isla para utilizarla como mesa y conseguir aún más espacio. Una forma de dividir ambientes sin recurrir a un cerramiento es instalar biombos o estanterías no demasiado altas. Así, pueden separarse estancias sin crear zonas sombrías.

El baño protagoniza las reformas en casa

El cuarto de baño suele ser una estancia que provoca muchos quebraderos de cabeza a la hora de hacer reformas en casa. Y es que, por norma general, los baños son las estancias más reducidas de una vivienda. Un truco muy conocido es el de sustituir la bañera por un plato de ducha. Con esta simple intervención, ganará amplitud de manera considerable. También se puede conseguir más amplitud con determinados modelos de sanitarios. Por ejemplo, con aquellos que llevan el lavamanos incorporado.

Para lograr dormitorios más espaciosos, los armarios empotrados son soluciones idóneas. Tanto en estas estancias como en las del resto de la vivienda, es muy importante darle un tratamiento adecuado a la iluminación. Y es que este factor es vital para que el hogar parezca más grande de lo que es. La máxima principal es dejar que penetre la mayor cantidad de luz natural posible.

En el caso de que la vivienda no cuente con numerosos puntos para que los rayos del sol lleguen al interior, es aconsejable recurrir a las lámparas de mesa o de pie, así como a las bombillas LED. Si es posible, evitar las lámparas que cuelgan del techo. Cuando se hacen reformas en casa, es recomendable cambiar las puertas de madera por otras de cristal, ya que permiten el paso de la luz natural. Asimismo, optar por las corredizas también permite optimizar el espacio disponible.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies