Claves sobre las fuentes de energía renovables

Tipos de bombillas LED
29 abril, 2014
Reformas en casa para ganar espacio
7 mayo, 2014

Con el agotamiento progresivo de los combustibles fósiles, se ha hecho imprescindible el desarrollo de las fuentes de energía renovables. Y es que se trata recursos procedentes de la propia naturaleza que pueden aprovecharse de forma ilimitada, bien sea por la elevada cantidad de energía que proporcionan o porque se regeneran por sus propios medios. Entre las más conocidas, están la solar, la eólica, la hidráulica, la geotérmica y la biomasa.

Estas energías renovables han ido ganando terreno de manera notable en los últimos años. Según la Comisión Nacional de la Energía (CNE), la venta anual de estas fuentes limpias se ha multiplicado por más de 10 en nuestro país, mientras que sus precios han descendido un 11%. En España, la biomasa es la energía alternativa más utilizada. Mediante un proceso biológico se crea materia orgánica que puede ser empleada como fuente energética. Éste es el fundamento de la biomasa.

Las mejores fuentes de energía renovables

Madera, excrementos de animales y restos agrícolas pueden emplearse como combustible para una caldera de biomasa, con lo que se reducen las emisiones contaminantes y se genera un importante ahorro energético. Otra de las fuentes de energía renovables que está creciendo significativamente en España es la eólica, es decir, la que se obtiene gracias a las corrientes de viento.

Este tipo de recurso energético se emplea, sobre todo, para generar electricidad a través de aerogeneradores. Dispositivos que están conectados a los sistemas de distribución de energía eléctrica. Por su parte, el sol es otra de las fuentes de energía renovables más utilizadas. Y es que la radiación electromagnética que emana del astro rey es un recurso muy valioso. Puede captarse mediante células fotovoltaicas, colectores térmicos y helióstatos para luego transformarse en energía eléctrica o térmica.

Respecto a la energía hidráulica, es aquella que obtiene a partir de las corrientes de agua y las mareas. Su aprovechamiento más común se realiza en las centrales hidroeléctricas que se ubican en las presas. Por último, la geotérmica es la energía que procede del calor concentrado las capas internas de la Tierra. Estas elevadas temperaturas calientan el agua que se encuentra en las profundidades, de donde se extrae la energía.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies